Consejos de seguridad para bebés

Con tu bebé, siempre es importante tener en cuenta la seguridad, ya sea cuando te preparas para llevar a casa a tu recién nacido o cuando éste alcanza nuevos hitos. Hay muchas cosas que los adultos damos por sentadas y que pueden suponer un riesgo para tu hijo. Aquí tienes unos cuantos consejos que te ayudarán.

Seguridad en el sueño

En lo que respecta al sueño, es importante asegurarse de que tu bebé tenga un entorno de sueño seguro para esos preciosos momentos en los que descansa.

  • Deben estar de espaldas y sin objetos sueltos en su propio espacio para dormir (como mantas, almohadas, peluches, etc.)
  • Antes de que empiecen a rodar, se les puede envolver en una manta fina o en un pañuelo.

Seguridad en el hogar

A medida que el bebé se vuelve más activo y móvil, hay que tener en cuenta varios elementos adicionales para garantizar su seguridad.

  • Los bebés se mueven más de lo que crees. Si te alejas un momento, colócalos en un lugar seguro. Te sorprendería saber cómo pueden moverse en un abrir y cerrar de ojos.
  • Las escaleras son comunes en muchos hogares y pueden ser un peligro para la seguridad. Disponga de puertas adecuadas en función de la ubicación en la parte superior e inferior de las escaleras.
  • Ten cuidado con las ventanas: las pantallas no son tan resistentes como parecen. Ten cuidado con los bordes afilados y los cables que cuelgan, especialmente de las ventanas.
  • Los andadores para bebés pueden facilitar el acceso a zonas peligrosas que podrían provocar lesiones o problemas. La Academia Americana de Pediatría no los recomienda.
  • Asegúrate de que las estanterías y otros muebles con riesgo de volcarse están fijados a la pared.
  • Si se trata de una piscina doméstica, asegúrese de que haya un vallado adecuado. Si está cerca del agua, proporcione una estrecha supervisión.

Otros peligros

  • Mantenga los productos químicos y los medicamentos fuera de su alcance y esté atento si se le caen dichos artículos al alcance de un niño.
  • Ten cuidado con los riesgos de quemaduras, como las chimeneas y los fogones. También ten en cuenta que tu bebé puede dar un golpe al café caliente que tienes cerca o en tus manos.
  • Esté atento a los alimentos que pueden alcanzar o que otros pueden darles sin saber que no son seguros.
  • Además, es útil tener a mano el número del Centro de Control de Intoxicaciones 1-800-222-1222.

Éstas son sólo algunas cosas que hay que tener en cuenta, ya que cada entorno familiar es único. Consulte a su pediatra si tiene preguntas o preocupaciones específicas.

Categorías: Bebés, Seguridad
Historias relacionadas
X